No la maté porque no era mía:

La Bibliotecaria escucha una amenaza de muerte de un hombre a una mujer mientras apunta los últimos títulos de la colección de novelas, pero al levantar la cabeza no sabe quién ha sido, lo único que tiene claro es que hay una mujer en peligro allí, y hay que salvarla.

A veces algunas parejas ni son felices ni comen perdices, los investigadores tendrán que interrogar a todas las mujeres de esta historia y ser capaces de identificar qué historia esconde un oscuro caso de violencia de género. ¿Conseguirán entre todos un final feliz?